El estado de alarma y el confinamiento provocado por la pandemia del Coronavirus, nos impedirá ver este año, el espectáculo anual de la floración de los lirios.

 

Como un ritual que se repite a lo largo de todas las primaveras de nuestra vida, el inicio de la primavera nos recibe con el estallido de la vida y de la belleza extrema de nuestros queridos y efímeros tulipanes de secano.

 

lliris

El lirio, a pesar de ser una planta introducida antiguamente en nuestra tierra, es de una absoluta rusticidad, que se adapta perfectamente a nuestro clima seco y extremo. Hoy en día, aunque la podemos encontrar plantada en los techos de tierra, de las cabañas de piedra seca, o el borde de cualquier construcción de la arquitectura rural.

 

lliris

El lirio azul o morado, (Iris germánica) es una planta perenne perteneciente a la familia de las Iridáceas. Dicen que el nombre de Iris le viene dado por la diosa griega del valor. Los tres pétalos interiores representaban la fe, la sabiduría y el valor.

 

Los poetas, pintores y artistas han encontrado en el estallido exultante del lirio, la señal y la inspiración por sus poemas de amor. El poeta Ausiàs March escribe en algunos de sus «Cantos» la imagen del lirio entre cardos. Bajo esta comparación se encuentra el «lirio» que es su amada Teresa, que sobresale por encima de todos los demás humanos, los «cardos»:

 

“Llir entre cards, los escurçons no morden

ab tan fort mos com és lo de amor:

si bé els morduts no passen tal coissor,

perden lo seny e les vistes eixorben”.

 

“Llir entre cards, dins mi porte un forn

coent un pa d’una dolça sabor

i aquell mateix sent de gran amargor:

tot açò em pren deu hores en lo jorn”.

 

lliris

Bellos y magníficos son los versos del gran Ausiàs March, como siglos más tarde el poeta leridano Màrius Torres, cantó los lirios en su poema Abril, con estos versos:

 

“Lliris morats, prada de trèvol,

núvols de neu, cel matinal.

Fulloles noves s’emmirallen a l’

estany d’aigua verge, benèvol”.

 

lliris

O bien la maravillosa «Canción a Mahalta» de la primavera del trágico marzo de 1937 cuando canta a su amada:

 

“Corren les nostres ànimes com dos rius paral.lels.

Fem el mateix camí sota els mateixos cels.

No podem acostar les nostres vides calmes:

entre els dos hi ha una terra de xiprers i de palmes.

En els meandres grocs de lliris, verds de pau,

sento, com si em seguís, el teu batec suau

i escolto la teva aigua, tremolosa i amiga,

de la font a la mar -la nostra pàtria antiga-”

 

lliris

Y este último poema que, en un día nublado de invierno, escribí anhelando la llegada de la primavera:

 

“Pel pas estret de l’hivern

el cel es desfà en engrunes xopes de boira.

 

Prenem el ventall i palla seca,

i fem foc per eixugar

la fusta molla de l’ànima.

 

Som caliu de somnis i d’atzars

d’esclats vermells de roselles

brasa de flames, soques que cremen

en incendis grocs d’argelaga.

 

Som esclaus silents de la bellesa preuada

de l’amor ocult rere l’espurna de la rialla

som la blanca esperança de la flor del saüc

la memòria lila i intensa dels lliris de secà”.

 

 

En el último año de la vida del pintor Vincent van Gogh, cuando estalló la primavera en el asilo de Saint Rémy de Provence, donde se encontraba internado, el pintor se enamoró de los lirios azules de la Provenza y los inmortalizó en la pintura que aquí reproducimos:

 

Lliri, Vincent van Gogh
Foto Pintura: The J. Paul Getty Museum. http://www.getty.edu/art/collection/objects/826/vincent-van-gogh-irises-dutch-1889/

 

A pesar del confinamiento, con las imágenes que acompañan esta entrada en el Blog, queremos llevar los lirios azules dentro de tu casa. Obsérvalos con todo el amor y admiración que su belleza merece.

 

lliris

Jaume Ramon Solé.

Comments are closed.