Pardal

 

> Escolta el cant de pardal:

 

Pardals
Gorriones

 

Hace cuarenta años, las tardes y las noches de finales del verano en el Patio de Tàrrega, era un estruendo de gorriones cantando desde las ramas de los plataners que, con su sonido bullicioso y estridente, ofrecían un espectáculo único de naturaleza y de vida.

 

Pardalet
Gorrioncillo

 

El poeta Josep Carner así nos lo cantaba en su «Bestiari»:

 

El pardal

 

Ocell alegre i gosat
de plomatge bru, clapat,
més xerraire cada dia,
jamai poruc ni mesell,
ets dels infants alegria
i lleu recança del vell.

Pel passeig, pels carrerons,
oh tafaner de naixença,
sempre  ton goig recomença
i no oblides ni els racons.

Veus la que el teu cor adora?
En aquell moment, és clar!,
seduït ens vol deixar.
I, a penes et veu volar,
la branca d’arbre t’enyora.

 

JOSEP CARNER

Bestiari, 1964

 

Cria de pardal
Cría de gorrión

 

Hoy la experiencia ruidosa de los gorriones a punto de dormir, ya no es como la de entonces. La población de gorriones en nuestro país, y en todo el mundo, ha disminuido de manera drástica, con una clara tendencia a la baja. En los últimos diez años, España ha perdido más del 20% de la población de gorriones, unos 30 millones de ejemplares. En Londres, Bruselas o Hamburgo han desaparecido, y en París, Berlín o Praga se ven muy pocos. (Programa SACRE de seguiment d’Aus Comunes a la Primavera de SEO/Birdlife).

 

Conjunt de pardals mascles
Conjunto de gorriones machos

 

El gorrión común es un pájaro indisociable al ser humano. Cuando no había ciudades, no había gorriones. La drástica desaparición de los gorriones, podría ser otro aviso de la naturaleza sobre la mala calidad ambiental de nuestros pueblos y ciudades. Es cierto que las especies invasoras pueden influir en su regresión, pero también los afecta negativamente la proliferación de los tratamientos indiscriminados de plaguicidas y herbicidas en las zonas verdes y en el entorno agrario donde los humanos, poseídos absurdamente por la voluntad de extinción de la biodiversidad, hacemos desaparecer cualquier resto de hierba o de arbustos, las semillas de las que son su principal fuente de alimentación.

 

Pardal
Gorrión

 

Otra de las causas del descenso de la población de los gorriones, podría ser causado por la radiación electromagnética de las antenas de telefonía móvil. Se han hecho estudios científicos que avalan esta causa por la afectación de la radiación a los insectos, al ADN y al sistema inmunitario.

 

Pardal dalt de la teulada
Gorrión arriba del tejado

 

La desaparición de los puntos tradicionales de cría de los tejados de teja, los agujeros de fachadas, a las construcciones rurales, etc… también influye en su regresión. Un claro ejemplo de esto lo encontramos en la Torre del Codina. En el momento de su rehabilitación, con la arquitecta Maria Àngels Espar decidimos ejecutar un tejado abierto, en la que los pájaros pudieran hacer los nidos en los espacios de debajo de las tejas. La adaptación de la construcción en el hábitat preferido del gorriones ha resultado ser un éxito.

 

Pardal
Gorrión

 

Los tejados de la Torre del Codina son todo el año, refugio y lugar de cría de cientos de pájaros que pían, cantan y juegan por sus cubiertas. El gorrión común, es el habitante principal de la Torre del Codina, por su presencia constante durante el año, como por el número de ejemplares que transitan y se alimentan dentro y fuera de la casa.

 

Pardal femella
Gorrión hembra

 

El gorrión común (Passer domesticus) de la familia de los «Passeridae» es un pequeño pájaro de unos 15 cm de largo que lo podemos encontrar en todo el mundo. Su andar a saltitos es característico de su especie. Básicamente se alimenta de granos y también de los desechos que los humanos dejamos a su alcance. Presenta una importante diferencia entre sexos. El macho es mucho más vistoso con manchas negras en el pecho y unas alas de un castaño intenso, con franjas blancas. La hembra no es tan vistosa y es toda de color terroso grisáceo y el pecho más claro que el del macho.

 

Pardal mascle
Gorrión macho

 

En algunos lugares del dominio lingüístico del catalán se ha dado la acepción de gorrión al conjunto de pájaros y de aves. Este sería el caso del «Gorrión de San Juan» de la Iglesia de los Santos Juan de la ciudad de Valencia que así designa al águila del evangelista.

 

Pardal de Sant Joan, València
Gorrión de San Juan, Valencia

 

En nuestra lengua decimos que cuando alguien «tiene la cabeza llena de pájaros» o que «está empardalat», es que se encanta o pierde el sentido de la realidad. El significado obsceno del gorrión masculino lo encontramos en dichos populares como: “La figa, per ser bona ha de tenir tres senyals: clivellada, secallona i menjada pel pardal.”

 

Cria de Pardal
Cría de Gorrión

 

No queríamos terminar este escrito sin hacer referencia a la Fundación Privada Guillem Viladot, llamada «Lo Pardal». Un espacio dedicado a la Poesía Visual y al Arte que podemos visitar en la ciudad vecina de Agramunt: http://www.lopardal.com/lopardal.php

 

Pardal
Gorrión

 

Pardal
Gorrión

 

Jaume Ramón Solé.

Créditos: Imágenes propiedad de Jaume Ramon Solé – La Torre del Codina.

Comments are closed.