Abellerol aparellant-se

> Escucha el canto del abejaruco:

 

Ahora en primavera, cuando salimos a la calle, podemos oír el canto de los abejarucos en vuelo. Para muchos el abejaruco es el pájaro más exótico de los migrantes que crían entre nosotros, tal como lo refleja el extraordinario colorido de su plumaje, típico de los pájaros tropicales.

 

Trobada d'abellerols acabats d'arribar d'Àfrica
Encuentro de abejarucos recién llegados de África

 

Cada primavera los abejarucos hacen un largo viaje de miles de kilómetros desde el África subsahariana, para criar en nuestro país.

 

Abelleroll posant-se dalt d'una branca
Abejaruco poniéndose sobre una rama

 

Si al oírlos miramos hacia arriba, los veremos volar acompasadamente planeando, como si dibujaran olas en el cielo. Su pico, largo y puntiagudo, destaca al frente de una silueta esbelta y aerodinámica. Tiene la cabeza de color marrón con una franja negra alrededor del ojo, el cuello es amarillo, el pecho azul-verdoso y las alas marrones y verdes.

 

Abellerol aparellant-se
Abejaruco apareándose

 

Es un ave gregaria, que suele criar y a volar en grupo. Cuando llegan de África, es un espectáculo verlos en grupo haciendo las piruetas previas al apareamiento, la construcción y adecuación de su nido.

 

Eixam de vespes
Enjambre de avispas

 

El seu nom científic és “Merops apiaster”, (“Apiaster” en llatí és abella) i ens indica la principal característica d’aquest ocell que és la d’alimentar-se d’abelles, vespes i altres insectes voladors. En castellà s’anomena “abejarruco”, en anglès “bee-eater”, en alemany “bienenfresser”, en euskera “erl-txori”, en francès “guêpier” o en occità “abelhòla”.

Su nombre científico es «Merops apiaster», ( «Apiaster» en latín es abeja) y nos indica la principal característica de este pájaro que es la de alimentarse de abejas, avispas y otros insectos voladores. En catalán se denomina «abellerol», en inglés «bee-eater», en alemán «bienenfresser», en euskera «erl-txori», en francés «guêpier» o en occitano «abelhòla».

 

Abellerol en repós
Abejaruco en reposo

 

Sólo en nuestra lengua catalana, es llamado de muchas maneras diferentes, pero la más curiosa es el nombre de «canadenc«. El abejaruco hace sus nidos en unas galerías de dos metros de profundidad, excavadas en los taludes de tierra del borde de los caminos o los ríos.

 

Abellerols
Abejarucos

 

Cuando se construyeron las principales infraestructuras hidráulicas de nuestro país en el prepirineo, fue la empresa «La Canadiense» la que hizo muchas de las obras. A menudo, después de las obras en carreteras, canales y embalses, los taludes originados por la obra, hacían sus nidos los abejarucos, por lo que se pensó que estos pájaros los había portado la empresa canadiense.

 

Abellerol en vol
Abejaruco en vuelo

 

El abejaruco dispone de una capacidad visual extraordinaria y es capaz de detectar una avispa a 20 metros de distancia. Se sitúan puestos en ramas o en los cables de la luz, También es muy característico verlos con la abeja o la avispa en el pico, de la que extraen el aguijón.

 

Abellerol observant
Abejaruco observando

 

En laTorre del Codina es muy fácil ver y sentir los abejarucos desde media mañana hasta la tarde. El hecho de que las 10 hectáreas de páramos y de cultivos de la Torre del Codina, sean de cultivos ecológicos, hace que disponga de una biodiversidad de insectos voladores, que atrae a los abejarucos. Allí encuentran abundancia de presas para su alimentación.

 

Abellerol volant
Abejaruco volando

 

Jaume Ramon Solé.

Créditos: Imágenes propiedad de Jaume Ramon Solé – La Torre del Codina.

Comments are closed.